Sportfactor Blog: La red social deportiva nº1

5 BENEFICIOS del CARDIO

Para algunos la palabra CARDIO es una palabra temida pero para otros es una autentica pasión de la que parecen no tener nunca suficiente.

Sea como fuere el entrenamiento de cardio es un elemento clave en cualquier  plan de acondicionamiento físico.

Cardio, es la abreviatura de ejercicio cardiovascular, es un movimiento que nos marca nuestro ritmo cardíaco y aumenta la circulación sanguínea por todo el cuerpo. Hay diferentes maneras de trabajar este tipo de ejercicios, todo dependerá del objetivo que persigamos.

En general, la gran mayoría de personas utilizamos el cardio para quemar las calorías en exceso, recordad que la caloría es una unidad de energía y a mayor movimiento, mayor necesidad de consumir energía.

A pesar de la pérdida de grasa, este tipo de entrenamiento nos generan múltiples beneficios para nuestra salud, y es aquí donde nos vamos a centrar nuestro artículo de hoy.

BENEFICIOS

1 – Mejora la salud del corazón:

El corazón al fin y al cabo es un músculo  y si queremos que se mantenga fuerte tenemos que hacer que trabaje, si por el contrario no lo entrenamos con el tiempo se irá debilitando y esto nos provocará múltiples efectos negativos en nuestra salud.
Al hacer que nuestro corazón bombee a un ritmo más rápido le estamos dando una base buenísima  para mantenerse en forma, de hecho es muy común ver gente que cuando ha subido unas pocas escaleras resoplan, y esto suele ser por una falta de trabajo en el músculo cardíaco.


2 – Aumenta el metabolismo:

Otra de las razones para realizar ejercicio cardiovascular es por sus efectos sobre el metabolismo, junto con la aceleración de nuestro ritmo cardíaco, el ejercicio cardiovascular también aumenta la velocidad de otros procesos en el cuerpo, también conocidos como metabolismo.
En términos generales, cuanto más intensa es la sesión de cardio, más notable es el aumento en lo que respecta a nuestra tasa metabólica.

Los intervalos de sprint intensos (también conocidos como HIIT) son la mejor forma de aumentar el metabolismo con un proceso llamado EPOC (exceso de consumo de oxígeno tras el ejercicio)

Recordad que un aumento en el ritmo de nuestro metabolismo hace que nos sea más fácil mantenernos en nuestro peso.

3 – Mejora de nuestro perfil hormonal:

Realizar ejercicio cardiovascular también modifica considerablemente el perfil hormonal en nuestro cuerpo. Liberamos hormonas que nos ayudan a aliviar los síntomas de la depresión y la fatiga, así como también liberamos hormonas que disminuyen el apetito.
Las personas que realizan ejercicio cardiovascular con asiduidad tienen una visión mucho más positiva de la vida simplemente porque están recibiendo los beneficios del alivio de tensión y el estrés provocado por estas hormonas.

4 – Mejora nuestra capacidad de recuperación muscular:

Algunos tipos de ejercicio cardiovascular, por lo general los más suaves y a ritmo moderado, pueden ayudarnos a reducir también nuestro tiempo de recuperación.

Trotar a ritmo ligero tras una sesión de entrenamiento nos ayudará a reducir la inflamación muscular (retraso en la aparición de dolor muscular) y nos ayudará a traer más oxígeno a la sangre, facilitando de este modo el proceso de recuperación y reconstrucción muscular.

Recordad que no debemos de excedernos ni en la intensidad ni en la duración del trabajo post entrenamiento ya que entonces más que ayudarnos, tensaría nuestros músculos y provocaría el efecto contrario, ralentizando nuestra recuperación.

5 – Es un tratamiento básico contra la diabetes:

Por último, para aquellos que tienen diabetes, el ejercicio cardiovascular les ayuda a llevar mejor esta condición. Al realizar ejercicio incrementamos la capacidad del músculo para utilizar la glucosa. Aquellos que hacen ejercicio regularmente tienden a tener un mejor control de azúcar en su sangre, y esto es muy beneficioso para los diabéticos, ya que son extremadamente sensibles a los cambios en los niveles de azúcar en la sangre.

Conclusión

El primer objetivo es simplemente encontrar una actividad que nos ponga en movimiento y aumente nuestro ritmo cardíaco.

Cualquier tipo de es válido,  dar un paseo, montar en bicicleta o realizar un deporte colectivo. “Lo importante es mantener su cuerpo en movimiento”.

Recordad que entre 30 y 45 minutos de 3 a 5 días a la semana son más que suficientes para que notemos los beneficios de este maravilloso tipo de entrenamiento.

Así que no esperes más y cálzate tus zapatillas de running.

Move Your World.

Be Sociable, Share!

Tienes que identificarte para comentar.

Trackbacks / Pingbacks