Sportfactor Blog: La red social deportiva nº1

Entrena como un atleta olímpico

Esta mañana y ya que estamos finalizado la semana, hemos querido  recopilar algunos de los consejos que nos han gustado respecto a los entrenamientos de los atletas olímpicos.

Nadie puede negar que cualquier atleta aspira a participar en unas olimpiadas a lo largo de su carrera deportiva, ya que se puede considerar como el máximo exponente de un acontecimiento deportivo de carácter internacional.

Por eso y teniendo en cuenta tanto la preparación mental como física que se necesita para asistir y para superarse en este evento, aquí os dejamos estas perlas de sabiduría, para que las podáis aplicar de forma directa o indirecta a vuestros entrenamientos diarios.

Aprender de los que han llegado más alto es una forma de mantenernos motivados y luchando día a día por mejorar en cada una de las disciplinas deportivas que practiquemos.

El deporte no forja el carácter, lo pone de manifiesto.

Heywood Hale Broun

CONSEJOS DE ENTRENAMIENTO DE LOS ATLETAS OLÍMPICOS

Nutrición e hidratación

No podíamos empezar de otro modo, que nombrando dos de los pilares básicos en el rendimiento deportivo.

Un desayuno energético, que contenga hidratos de carbono complejos y proteínas magras debe de ser obligatorio para todos los deportistas. Mantenernos nutridos cada 3 horas y por supuesto entre 90 y 60 minutos antes de la prueba volver a llenar los depósitos.

La hidratación variará dependiendo del tipo de deporte que practiquemos y de las condiciones en las que lo hagamos. No es lo mismo el Judo en un tatami que una prueba de Maratón al aire libre un día soleado, pero lo importante es que el aporte hídrico medio no baje de los dos litros por día entre comidas.

Para las pruebas de larga duración (a partir de 60 minutos), debemos de plantearnos complementar el agua con líquidos isotónicos.

El descanso nocturno es esencial

Cuando entrenas al nivel de un atleta olímpico haciendo sesiones de entrenamiento muy exigentes, el sueño y el descanso, se vuelven piezas fundamentales para conseguir el éxito deportivo. Es recomendable dormir entre 8 y 10 horas para ofrecer al cuerpo el efecto reparador que necesita.

Si queremos evitar los efectos perjudiciales de las ondas electromagnéticas, recomendamos no ver la televisión o utilizar el ordenador, en los 30 minutos anteriores a irnos a la cama. Una habitación aireada y oscura, también son esenciales para el descanso óptimo.

Calentamiento adecuado y recuperación

Después de unos 10 minutos de un trote ligero, podemos pasar a una sesión estiramientos balísticos que nos ayuden a: mejorar la flexibilidad, coordinación, ritmo y por supuesto prevenir posibles lesiones.

Estiramiento balístico

Es un tipo de estiramiento, pero NO se recomienda para mejorar la flexibilidad. Ya que resulta agresivo para las articulaciones, debido a que implica sacudidas, tirones, rebotes y movimientos de carácter rítmico.

Pero por otro lado, sí que se recomienda hacer este tipo de movimientos de forma suave antes de empezar a entrenar, ya que aumentan la potencia y fuerza.

Una vez hemos finalizado nuestra sesión de entrenamiento, podemos incorporar técnicas de recuperación tales como ejercicios con rodillos de espuma, masajes localizados y ejercicios flexibilidad para asegurarnos de que nuestro cuerpo se mantiene ágil y de paso minimizar los efectos del cansancio que se producen tras la sesión.

Te recomendamos este artículo.

Poder mental

Cuando hablamos de atletas de este nivel otra parte importante de su entrenamiento, es la parte psicológica y la preparación mental: visualización, la repetición de mantras, las técnicas de auto-confianza, la planificación del proceso antes de las pruebas… todo un mundo que puede destapar el verdadero potencial de un atleta.

No cabe resaltar que nuestra mente es capaz de hacernos conseguir los mayores logros o de ofrecernos nuestros mayores fracasos. No importa si no pertenecemos a esta elite de atletas, los ejercicios mentales, también nos ayudarán a supéranos día a día.

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.

Buda

Contrata un entrenador

Todos los grandes atletas y equipos han tenido y tienen entrenadores. Las personas que buscan cambios significativos  en sus resultados van a necesitar la ayuda de alguien que “desde fuera”, pueda aconsejarles y guiarles en temas tan importantes como: planificación de entrenamientos, motivación, búsqueda y consecución de resultados…

Tal vez no necesites un entrenador personal para cada día de la semana, pero buscar ayuda en profesionales de la materia, puede ser una nueva forma de salir del estancamiento y de marcarte nuevas metas.

Usa ejercicios dinámicos y funcionales

En lugar de utilizar sólo ejercicios estáticos, prueba a entrenar con balones medicinales, fit-ball, bosu, trx, cables, cuerdas, chalecos lastrados, saltos pliometricos, sprints, ejercicios de arrastre, entrenamientos con pareja…

Lo más importante para ser un atleta completo es utilizar una gran diversidad de ejercicios y trabajar los 10 puntos más importantes para un atleta:

  • Resistencia cardio-respiratoria
  • Resistencia muscular
  • Fuerza
  • Flexibilidad
  • Potencia
  • Velocidad
  • Coordinación
  • Agilidad
  • Equilibrio
  • Precisión

Utiliza grandes pesos

Con el fin de ganar el máximo posible de fuerza, debemos ponernos a prueba y buscar nuestros límites (por supuesto siempre bajo la supervisión de un profesional)

Te recomendamos que hagas un entrenamiento de fuerza cada dos semanas haciendo de 2 a 3 series de 4 a 6 repeticiones en los ejercicios básicos: press de banca, peso muerto y sentadilla. Además este tipo de entrenamiento puntual, maximizará tu respuesta hormonal.

Entrena pronto por las mañanas

Los atletas olímpicos lo hacen, ya que las distracciones son menores y tienen el resto del día para poder recuperarse de la sesión.

Los atletas olímpicos entrenan un promedio de cuatro horas diarias durante más o menos 310 días al año, antes de lograr triunfar, mejorar, comienzan con la práctica diaria. Cuando son las 09:00 a.m. la mayoría de los atletas han hecho más de lo que muchas personas hacen en un día entero.

Entrena con un compañero o en un grupo

Es habitual ver a competidores de una misma prueba, entrenar juntos, la rendición de cuentas es una gran parte del éxito y cuando se entrena con un amigo, cónyuge, o incluso en un pequeño grupo de personas, el cumplimiento del deber y la obligación por los entrenamientos aumenta.

Sin mencionar  que es de gran ayuda el apoyo de tu pareja los días que no estás con la motivación por la nubes para entrenar.

Eso si, no comentas el error de supeditar tu entrenamiento al de tu compañero, ya que en ocasiones se dan casos en los que se falla a los entrenamientos con la excusa de que nuestro compañero ese día no lo hace. Eso sería un craso error, las parejas de entrenamiento están como un apoyar nuestro rendimiento, no para sostenerlo.

Conclusión

Observarás que todos los principios son aplicables, independientemente de que seamos profesionales o no del deporte, esperamos haber ayudado a daros ese empujón extra que se necesita a final de semana.

Move Your World

Este artículo tiene algunos derechos reservados
Debes citar el autor y la fuente con un enlace HTML hacia http://www.sportfactor.es

Be Sociable, Share!

Tienes que identificarte para comentar.

Trackbacks / Pingbacks