Sportfactor Blog: La red social deportiva nº1

Los mejores alimentos crudos para los deportistas

Todo el mundo ha oído hablar en más de una ocasión sobre los beneficios de comer alimentos crudos y por qué no deben faltar en nuestra dieta. Si bien y como en la mayoría de casos, no todo puede ser bueno y siempre hay alguna que otra desventaja. Repasemos brevemente las dos caras de esta moneda.

Ventajas de los alimentos crudos

  • Más nutrientes para tu cuerpo: Muchos nutrientes desaparecen o están en menor cantidad como consecuencia de la cocción.
  • Más rápido y más económico:  Preparar los alimentos crudos es muy rápido y no necesitamos leña, carbón, electricidad o gas.
  • Mayor aporte energético :  Mucha gente se siente con más energía si toma alimentos crudos ya que no se ha perdido la energía que acumulan con la fotosíntesis, según varios estudios.
  • Mayor digestibilidad: Los alimentos crudos se suelen comer de un modo más simple y apenas necesitan salsas fuertes por lo que la persona se siente más ligera y no padece tanto la somnolencia de después de las comidas.

Desventajas de los alimentos crudos

  • Posibilidad de contraer enfermedades por bacterias: Los especialistas que están en contra de alimentarse principalmente de alimentos crudos argumentan que el calor de la cocción garantiza que no nos contaminamos de las bacterias que puedan contener los alimentos crudos.
  • Pueden producir sensación de hinchazón e incluso gases: Muchas personas no toleran bien, al menos al principio, el exceso de alimentos crudos.
  • Sensación de frío: En invierno los alimentos crudos lógicamente nos dan más sensación de frío, aunque este hecho es una ventaja en verano.

A pesar de todo, nosotros personalmente somos partidarios de consumir los alimentos crudos o ligeramente al vapor (que no hervidos). Como hemos comentado, cocinarlos en exceso puede llevar a destruir la mayor parte de los nutrientes y fitoquímicos que estos alimentos aportan a nuestro organismo.

¿Qué son los fitoquimicos?

La palabra fitoquímicos (fito es la palabra griega para planta) se refiere a la amplia variedad de químicos que se producen de manera natural y que dan a las plantas su sabor, su color, su textura y su olor. De hecho, las plantas que tienen colores más intensos y con más sabor y olor más intenso, tienen una concentración mayor de fitoquímicos.

La categoría de fitoquímicos se refiere a las vitaminas, minerales, proteínas y carbohidratos, así como a los cientos o quizá miles de sustancias en las plantas que benefician a la salud y que actualmente no son considerados como nutrientes esenciales. Nuestra fuente principal de fitoquímicos son las verduras (incluyendo a las algas marinas), las frutas (especialmente las bayas), las grasas contenidas en los cereales y los brotes.

Más ventajas

Es importante saber que comerlos crudos, no solo nos aporta una gran cantidad de nutrientes, sino que también nos ayudan a mejorar la digestión creando unas enzimas digestivas que “rompen” lo que comemos.

Nuestro cuerpo también utiliza estos nutrientes para el mantenimiento y regulación de los niveles hormonales adecuados. Los fitoquímicos en ciertos alimentos son esenciales para que nuestro cuerpo funcione correctamente, es tan simple como eso. Razones todas ellas, por las que una parte de nuestra dieta debería de basarse en alimentos crudos. Pero ojo, no estamos diciendo que solo deban consumirse crudos, lo ideal suele ser el término medio, es decir, la combinación del consumo de alimentos cocinados (siempre con técnicas lo menos agresivas posibles) junto con los alimentos frescos que no han sufrido ningún proceso alterativo.

Dentro de esta defensa de la alimentación natural, esta mañana queremos daros un listado de 9 alimentos absolutamente imprescindibles para los deportistas y las personas a las que les gusta cuidar su alimentación.

TOP 9 DE LOS ALIMENTOS CRUDOS

1. El ajo

Contiene astaxantina, que es un potente antioxidante y que protege nuestro sistema inmune. Ideal para tomar después de una larga e intensa sesión de entrenamiento.

2. Las zanahorias

Contienen carotinoides que son compuestos antiinflamatorios y “anti-aging”, además están llenas de vitamina A que nos ayuda a combatir el cáncer y promover la recuperación.

3. Espinacas y Brócoli

Contienen luteína que tiene propiedades antioxidantes ayudando, por ello, a proteger a nuestro organismo del ataque de los radicales libres. La luteína protege la vista de dos maneras diferentes: una es gracias a su efecto antioxidante (la parte externa de la retina es rica en ácidos poliinsaturados que son atacados por los radicales libres y sufren un proceso de oxidación debido a la incidencia de la luz en esta área) y otro es gracias a que actúa como un filtro de luz, protegiendo la vista de algunos de los efectos dañinos del sol.

También protege nuestra piel de la radiación solar gracias a su efecto antioxidante.

4. Manzanas

Contienen pectina, que es un tipo de fibra. Calma el intestino y nos ayuda a sentirnos saciados, aparte de ser un potente antioxidante que nos ayuda a luchar contra el colesterol.

5. Frutas del bosque (bayas)

Contienen quercetina un compuesto anti-inflamatorio que contribuye a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y a una menor incidencia del cáncer.


6. Coliflor

Contiene glucosinolatos (al igual que el brócoli) que nos ayuda a luchar contra el cáncer de hígado facilitando el proceso y digestión de las toxinas. También trabajan para inhibir el estrógeno y ayudar a nuestro hígado en la desintoxicación el cuerpo.

7. Uvas Rojas

Contienen antocianinas, que son otro fitoquímico anti-inflamatorio que ayuda a calmar y regenerar el sistema nervioso.

8. Las naranjas y otros cítricos

Contiene Bio-Flavonoides que son potentes propulsores inmunes ayudando a nuestro cuerpo a excretar los metales pesados. A parte esa extra de vitamina C, nos dará una protección extra en los meses de invierno.

9. Fresas

Están llenas de ácido elágico el cual neutraliza los radicales libres antes de que puedan dañar el ADN. Son una adición perfecta a nuestro batido post-entrenamiento.

Importante:

Se creativo a la hora de usar estos alimentos, implementándolos en platos que ya estén hechos.

Por ejemplo, puedes añadir fresas o manzanas a tu yogur o también a tus copos de avena por las mañanas.

El ajo se suele olvidar con frecuencia mientras cocinamos y acaba perdiendo sus beneficios, lo mejor es añadirlo al final del proceso.

Asegúrate de que verduras como el brócoli y la coliflor se cocinen muy ligeramente al vapor de manera que de nuevo conservemos íntegros sus nutrientes.

Move Your World

Este artículo tiene algunos derechos reservados
Para reproducir el artículo, debes citar el autor y la fuente con un enlace HTML hacia http://www.sportfactor.es

Be Sociable, Share!

Tienes que identificarte para comentar.

Trackbacks / Pingbacks