Sportfactor Blog: La red social deportiva nº1

Típicos errores en las típicas dietas

A lo largo de nuestras vidas, las personas solemos “intentar” ponernos a dieta en varias ocasiones, pero como somos seres humanos y los únicos animales del planeta que cometemos los mismos errores dos veces, volvemos a caer una y otra vez.

Desde aquí se ha dicho en varias ocasiones que las dietas no deben de verse como una imposición, sino más bien como una modificación de los hábitos alimenticios. Además no hablamos de prohibiciones, ya que una dieta equilibrada y sana, debe incluir toda clase de alimentos, solo hablamos de compensar las cantidades de los alimentos que ingerimos.

Pensad que estamos cuidando nuestro bien más preciado (nuestra salud) y eso no se paga con dinero.

Esta mañana, queremos daros varios consejos para todos aquellos que no saben por dónde empezar cuando quieren iniciarse en el mundo de la nutrición sana y acaban cometiendo los típicos fallos. Y también queremos dedicarle los consejos a las personas que a pesar de llevar varios años intentándolo acaban cayendo una y otra vez en los mismos errores.

Esperamos que esta vez sea la definitiva y poco a poco vayáis encauzando vuestra alimentación

ERRORES A EVITAR CUANDO SE HACE “DIETA”

1* Saltarse comidas

Puede sonar repetitivo, pero vital cuando queremos seguir unos hábitos alimenticios correctos, pero esta regla es ignorada con excesiva frecuencia. Debemos comer un mínimo de 5 veces al día. De ese modo mantendremos a nuestro metabolismo en continua funcionamiento, evitando que se ralentice.

Otro detalle que no debemos olvidar es intentar comer cada 3 horas como máximo. Siempre será mejor 5 pequeñas comidas que 2 grandes.

2* No desayunar suficiente

Levantarse corriendo, tomar un café y con suerte una pieza de fruta, es algo muy habitual. Cometemos el error de pensar que desayunar poco es mejor. Recordad que estamos ante la que seguramente es la comida más importante del día (para los que hacen deporte, seria equiparable a la comida post entrenamiento) y no debemos subestimarla.

Lo más seguro es que llevemos 8 horas sin ingerir nada y nuestro cuerpo está deseoso de que lo hagamos. Incluid en vuestro desayuno los tres macronutrientes  (hc, proteínas y grasas)


3 * Abusar de los zumos y la fruta

Efectivamente son sanos y efectivamente contienen gran cantidad de vitaminas, pero ojo con la fructosa (azúcar de la fruta), ya que también puede ser perjudicial si lo que buscamos es bajar de peso. Como dice un amigo mío, las manzanas son buenas, pero no por eso me como 7 todos los días.

Evitad las frutas como la uva, sandia o plátano (por su contenido glucémico), cuidado con las tropicales en su mayoría también son muy dulces. Por el contrario podéis “abusar” un poco más de la piña, los kiwis y los pomelos.

El índice glucémico (IG) es una clasificación de los alimentos, basada en la respuesta postprandial de la glucosa sanguínea, comparados con un alimento de referencia. 

Mide el incremento de glucosa en la .sangre, luego de ingerir un alimento ó comida

4 * No evitar las salsas

No dudamos que el kétchup o la mayonesa, le dan un excelente sabor a las comidas, pero no son la mejor opción cuando estamos a dieta, ya que contienen grandes cantidades de grasas y conservantes de todo tipo. Si quieres darle sabor a vuestros platos podéis usar las especias (orégano, albahaca, canela, pimienta,etc…), le darán un exquisito sabor a los alimentos, pero sin los efectos secundarios de las salsas.

5 * Tomar demasiados productos “light”

Que en el paquete ponga “light” no implica que nos podamos atiborrar a galletas o que en el refresco ponga SIN, tampoco nos da carta blanca para abusar. En la mayoría de los casos, estos alimentos suelen contener edulcorantes artificiales como el aspartamo que puede impedir que sigamos bajando de peso. Además el gas de las bebidas gaseosas nos hinchará como si fuésemos globos.

El aspartamo es un edulcorante no calórico descubierto en 1965 y comercializado en los ochenta. Numerosas organizaciones nacionales e internacionales han evaluado la inocuidad del aspartamo y un comité internacional de expertos ha establecido un nivel de Ingesta Diaria Admisible (IDA). Sin embargo, ciertas voces han reabierto el debate sobre los riesgos que el aspartamo pudiera representar para la salud.

6 * Ingerir demasiados lácteos

La leche y sus derivados son una gran fuente de calcio, pero por otro lado, también lo son de grasas. Controlad su consumo o será imposible bajar el porcentaje de grasa de nuestro cuerpo. Preferiblemente tomarlos al inicio del día.

7 * No controlar la cantidad de sal en los platos

La sal de mesa puede elevar la presión arterial, aumentar el riesgo de accidente cerebro vascular y obstruir las arterias.

El exceso de sal puede causar retención de líquido y hacer coger peso de forma innecesaria.

Aseguraros de comer sólo alimentos que contengan el sodio orgánico que producen de forma natural y evitad el salero de mesa.

8 * No beber suficiente agua

Como hemos avanzado en muchas ocasiones, nuestros cuerpos son más del 70% de agua, el agua potable es esencial para una salud óptima. El agua ayuda a preparar nuestro cuerpo para la pérdida de grasa, así como a eliminar las toxinas dañinas y depurar nuestro organismo. No beber lo suficiente puede llevar a un desequilibrio hídrico en el cuerpo, que puede aumentar su riesgo de enfermedades.

Asegúrate de consumir entre 1.5 y 2.5 litros de agua al día entre horas (si practicas deporte consume antes, durante y después de la actividad física)

9 * No hacer ejercicio

Una nutrición equilibrada nos ayudará a estar más sanos y a perder peso, pero si realmente queremos llevar una vida completa, el binomio nutrición-deporte deben de ir de la mano.

Cuando hablamos de deporte, nos referimos a cualquier actividad que nos mantenga activos, desde escalar montañas hasta dar un simple paseo por el parque.

No importa la dificultad, lo que debemos hacer es movernos, ya que nos ayudará a sentirnos mejor con nosotros mismos y por supuesto será una ayuda a la hora de quitarnos esos kilos de más rápidamente.

10 * No acudir a un especialista

Cuando hablamos de bajar de peso y hacer dieta, siempre hay que diferenciar dos vertientes. Aquella en las que la persona solo quiere adquirir unos hábitos alimenticios saludables para sentirse mejor y por que no bajar un poco de peso, en el caso de que sea necesario. O por otro lado, las personas que realmente se han marcado el objetivo de perder peso y en grasa en cantidades importantes. En ambos casos, lo ideal es que acudamos a un especialista en la materia que nos oriente (endocrino, nutricionista…), si bien, es sobre todo en el segundo caso donde debemos de ir con más cuidado.

En la mayoría de las ocasiones las dietas fallan, por que no están diseñadas por el facultativo pertinente y los conocimientos “populares” solo consiguen que bajemos peso en la primera parte de nuestra aventura, hasta que llega  un punto en el que nos estancamos.

Por eso lo mejor, es ir bajándolo de forma controlada y siempre bajo la atenta mirada de un profesional, ya que como hemos dicho al principio está en juego nuestro bien más preciado, la salud.

Move Your World

Este artículo tiene algunos derechos reservados
Debes citar el autor y la fuente con un enlace HTML hacia http://www.sportfactor.es

Be Sociable, Share!

Tienes que identificarte para comentar.

Trackbacks / Pingbacks