Sportfactor Blog: La red social deportiva nº1

10 Vitaminas y Suplementos para Aumentar la longevidad

Actualmente en el mundo la esperanza de vida es cada vez mayor, pero a pesar de este dato la gente todavía sigue buscando la fuente de la eterna juventud a través de toda clase de tratamientos, operaciones, productos de todo tipo… Todos queremos mantener un cuerpo joven

Nosotros queremos proponeros algo mucho más económico y al alcance de cualquier persona.

Para ello a parte de recomendaros una vida saludable a través del deporte y una nutrición adecuada, os queremos facilitar un pequeño listado de algunas de las vitaminas y suplementos que os ayudaran a ganar o al menos retrasar la batalla contra “Chronos

1. Ácido alfa lipoico

Es un suplemento nutricional que funciona como un potente antioxidante.

Es considerado como el “antioxidante universal” ya que además de tener sus propias acciones antioxidantes dan paso a todas las células (mitocondrías) permitiendo así tener mayor capacidad para atrapar los radicales libres donde estos estén. Lo encontramos en las espinacas, brócoli, carne, levadura…

2. La vitamina A

Formado por un grupo de varios compuestos, la vitamina A juega un papel fundamental en el mantenimiento de una visión saludable, crecimiento óseo, la reproducción celular y la diferenciación celular. Así como ejerce un papel muy importante en el control del sistema inmune, que afecta directamente la longevidad de una persona.

Los linfocitos (un tipo de glóbulo blanco) necesitan vitamina A para trabajar con mayor eficacia en la lucha contra las enfermedades. La encontramos en la ternera, pollo, pavo,pescado, verduras…

3. La vitamina B6

La vitamina B6 lleva a cabo una amplia variedad de funciones en nuestro cuerpo y es esencial para tener una buena salud. La vitamina B6 es también necesaria para convertir triptófano en niacina. Esto nos va a ayudar a que el metabolismo de los glóbulos rojos, el sistema inmunológico y el sistema nervioso central puedan ejecutar todas sus funciones de forma más eficiente. La deficiencia  de esta vitamina en nuestro organismo está directamente relacionada con la anemia, porque la B6 es necesaria en la producción de hemoglobina que transporta el oxígeno en la sangre. En resumen mejor sangre, mayor aumento de las probabilidades de vida. Algunos de los alimentos que contienen esta vitamina son  el germen del trigo, levadura, sojas, semillas de girasol, y las nueces.


4. La vitamina B12

Es una vitamina hidrosoluble (se disuelve en agua). Después de que el cuerpo utiliza estas vitaminas, las cantidades sobrantes salen del cuerpo a través de la orina.

La vitamina B12, al igual que las otras vitaminas del complejo B, es importante para el metabolismo, ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre y al mantenimiento del sistema nervioso central.

La encontramos en los huevos, la carne de res, la carne de aves, los mariscos, al igual que en la leche y sus derivados.

5. Calcio

El mineral más abundante en el cuerpo humano es el calcio.

El calcio se usa para transmitir los impulsos de nuestro sistema nervioso y nos ayuda a segregar hormonas. Sin embargo, todas estas funciones utilizan menos del 1% del calcio total del cuerpo.

El calcio tiene muchas funciones importantes. El cuerpo almacena más del 99 por ciento del calcio en los huesos y los dientes para ayudarlos a ser fuertes y resistentes. El resto se encuentra en todo el cuerpo en la sangre, los músculos y el líquido entre las células.

Es importante obtener abundante calcio en los alimentos que ingieren. Los alimentos ricos en calcio incluyen los productos lácteos como la leche, el queso y el yogurt y los vegetales con hojas verdes. La cantidad exacta de calcio que necesita depende de la edad de cada persona y de otros muchos factores. Los niños y los adolescentes en etapa de crecimiento necesitan más calcio que los adultos jóvenes. Las mujeres mayores necesitan mucho calcio para prevenir la osteoporosis.

6. Cromo

El cromo es un mineral esencial que no es producido por el cuerpo y debe obtenerse de la alimentación.

El cromo es importante en el metabolismo de las grasas y de los carbohidratos. Estimula la síntesis de los ácidos grasos y del colesterol, los cuales son esenciales para la función cerebral y otros procesos corporales. El cromo también es importante en el metabolismo de la insulina. Una buena fuente de cromo la encontramos en la carne, el hígado, los huevos, las espinacas, las manzanas…

7. CoQ10
La coenzima Q-10 (CoQ-10) es una sustancia parecida a una vitamina que se encuentra presente en todo el cuerpo, pero especialmente en el corazón, hígado, riñones, y páncreas. Se come en pequeñas cantidades en carnes y mariscos.

Ayuda a proveer energía a las células. La coenzima Q-10 también parece tener actividad antioxidante. Las personas con ciertas enfermedades, tales como insuficiencia cardiaca congestiva, presión arterial alta, enfermedad periodontal, enfermedad de Parkinson, algunas enfermedades musculares, y SIDA, podrían tener niveles más bajos de coenzima Q-10

8. La vitamina C

También conocida como ácido L-ascórbico, la vitamina C  se requiere para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo. Es necesaria para formar el colágeno, una proteína importante utilizada para formar la piel, el tejido cicatricial, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos. La vitamina C es esencial para la cicatrización de heridas y para la reparación y mantenimiento de cartílago, huesos y dientes
Una persona que desea permanecer en activo y saludable debe mantener una buena niveles de vitamina C. Es uno de los pocos compuestos que podemos tener en nuestros cuerpos en casi cualquier dosis. El cuerpo tiende a absorber sólo lo que necesita y expulsa el resto por la orina. La encontramos en el pimiento verde, las frutas y los zumos de cítricos, las fresas, los tomates, el brócoli, los nabos y otras verduras de hoja verde, la patata…

9. La vitamina D

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio que los huesos necesitan para crecer. Una deficiencia de la vitamina D puede llevar a enfermedades de los huesos como la osteoporosis o el raquitismo. La vitamina D juega un papel importantísimo en los sistemas nervioso, muscular e inmunológico.

Podemos obtener vitamina D de tres maneras: a través de la piel, de la dieta y de suplementos. Nuestro cuerpo forma la vitamina D naturalmente después de la exposición al sol. Sin embargo, demasiado sol puede llevar al envejecimiento y el cáncer de la piel, así que muchas personas tratan de obtener su vitamina D de otras fuentes.

Los alimentos ricos en vitamina D incluyen yemas de huevo, pescado de agua salada e hígado. Otros alimentos, como la leche y el cereal, muchas veces están enriquecidos con vitamina D

10. La vitamina E

La vitamina E es una vitamina importante para el buen funcionamiento de muchos órganos en el cuerpo, es también un antioxidante. Eso significa que ayuda a retardar los procesos que dañan las células y por tanto acelerarían el envejecimiento.

La Vitamina E es una vitamina que se disuelve en las grasas, se encuentra presente en muchos alimentos incluyendo los aceites vegetales, los cereales, la carne, las aves de corral, los huevos, la fruta, las verduras, y el aceite de germen de trigo.

Se puede usar para el tratamiento y prevención de las enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos que incluyen endurecimiento de las arterias, ataque al corazón, dolor en el pecho, dolor de piernas debido al bloqueo de las arterias, y presión arterial alta.

La vitamina E también se usa para el tratamiento de la diabetes y sus complicaciones. Se usa para prevenir el cáncer, en particular el cáncer del pulmón, y el cáncer oral en fumadores; para el cáncer y pólipos del colon y recto; para el cáncer gástrico, el cáncer de próstata, y el cáncer pancreático.

La lista es tan larga que podríamos escribir 10 posts como este, por tanto en próximos artículos seguiremos exponiendo más vitaminas y suplementos que nos ayudan a mejorar nuestra salud.

Move your world

Be Sociable, Share!
  • Tweet
Wikio
Wikio

Tienes que identificarte para comentar.