Sportfactor Blog: La red social deportiva nº1

Entrenamiento tradicional Vs entrenamiento de intervalos

Tweet

¿Sabías que desde hace algún tiempo las horas y horas de entrenamiento encima de la bici o en la cinta de correr, ya no son tan necesarias si tu objetivo es quemar grasa?

Desde hace muchisimos años, los entrenadores y los atletas han utilizado el entrenamiento cardiovascular continuo para aumentar la capacidad aeróbica.

En cambio, en los ultimos años, se ha introducido en el juego el “entrenamiento de intervalos” como alternativa para  mejorar la capacidad aeróbica.

Pero la pregunta que todo el mundo se hace, es ¿Cuál es mejor? ¿Cuál es la diferencia?

El entrenamiento cardiovascular continuo (E.C.C.) se realiza normalmente sobre una distancia específica marcada previamente y sin parar, mientras que el entrenamiento de intervalos (E.I.) se compone de  episodios consecutivos de entrenamiento de alta intensidad interrumpidos por breves períodos de descanso.

Para simplificar el concepto:

E.C.C = Trabajo largo

E.I. = Trabajo duro

Los científicos australianos, en una comparación entre la carga metabólica de los entrenamientos continuos y los de intervalo, encontraron que el segundo producía mayores niveles de consumo de oxígeno. Por tanto, se demostró que el entrenamiento del intervalo genera un estímulo más poderoso para aumentar la capacidad aeróbica.

En otro estudio canadiense se descubrió que pequeños picos de intensidad máxima durante el entrenamiento elevaban los niveles cardiovasculares a cotas altísimas.

Sólo seis sesiones de este entrenamiento de intervalos de alta intensidad en una bicicleta estática, mejora la capacidad oxidativa del músculo en casi un 50 %, el glucógeno muscular en un 20 % y la capacidad de resistencia en un 100 % .

Nota informativa : El glucógeno es una despensa limitada de energía, que se produce fundamentalmente durante esos momentos en que la cantidad de glucosa en las células supera a la cantidad que es necesaria para la producción de energía. Cuando realizamos con nuestro cuerpo esfuerzo físico, el glucógeno muscular se degrada a glucosa a modo de poder ser empleada como fuente de energía. Sin embargo, como antes dijimos, las reservas son limitadas, muy limitadas y pueden llegar a agotarse


Aún más impresionante que los resultados obtenidos fue la cantidad de formación requerida para acceder a estos aumentos. Los sujetos de la prueba vieron estas mejoras después de hacer ejercicio sólo 15 minutos en un período de dos semanas.

Está absolutamente demostrado que el E.I. mejora los niveles de nuestro estado físico general  así como nuestro desarrollo muscular, pero siempre ejecutado de la manera correcta. Se requiere una capacidad de trabajo y esfuerzo requerido para sacarle el máximo partido, los paseos por el parque no sirven.  : )

Cuando procedamos a la introducción de entrenamiento de intervalos en nuestra rutina, debemos comenzar con intervalos más bien cortos de alta intensidad (15-30 segundos) para los picos más altos de esfuerzo.

Poco a poco iremos aumentando los segundos de esfuerzo máximo hasta llegar a los  90 segundos, que es el tiempo máximo recomendado. Es mejor trabajar más duro, es decir movernos más rápido durante los 90 segundos, que aumentar el tiempo de esfuerzo.

Si tienes paciencia, veras como mejora tus resultados con el entrenamiento de intervalos.

Move your world

Be Sociable, Share!
  • Tweet
  • Gracias por el aporte Blue, efectivamente la mejor forma de sorprender a nuestro cuerpo es con la continua renovación en las tecnicas de entrenamiento y fusionando diferentes metodos para sorprender a nuestros musculos.
    La adaptacion es la clave para mejorar.
    Un abrazo.

  • Hola!
    lo siento pero aquí tengo que estar un poco en desacuerdo.
    Uno de los estudios más exhaustivos acerca del entrenamiento de intervalos fue el realizado por el Dr Izumi Tabata que dio lugar al protocolo que lleva su nombre (intervalos Tabata). Este estudio demostró que un entrenamiento de intervalos de alta intensidad conseguía una gran mejoria en la capacidad aeróbica (VO2Max) y además lo unía a una mejora de la capacidad anaeróbica (gran ventaja sobre el entrenamiento de cardio tradicional). Lo malo es que estos efectos se notaban de manera espectacular durante las tres primeras semanas; a partir de ahí los atletas se estancan y ya no se produce más mejoría. ¿Qué significa esto? Que la clave (como en todas las formas de entrenamiento) es periodizar adecuadamente, “confundir” al cuerpo y renovar constantemente nuestra forma de entrenar. Los intervalos de alta intensidad son una excelente manera de “afilar” a nuestros atletas un mes antes de la competición, pero de ninguna manera sustituyen a las otras formas de entrenar cardio (que llevan funcionando toda la vida…)
    Un saludete ;-)

Tienes que identificarte para comentar.

Trackbacks / Pingbacks