Sportfactor Blog: La red social deportiva nº1

Cosas que no sabias sobre el control de peso

Tweet

El peso, sea el aumento, la bajada o incluso el mantenimiento … es una palabra, un concepto con el que nos bombardean continuamente en los medios de comunicación e incluso es un tema habitual de nuestras charlas en el trabajo o con los amigos.

De hecho estamos dispuestas a hacer casi cualquier cosa para mantenernos en el peso correcto (hacer dieta, practicar asiduamente deporte, seguir al pie de la letra todo tipo de consejos…)

Sin embargo y como hemos dicho cada persona busca unos objetivos y no siempre bajar de peso implica más salud o aumentar de peso implica estar gordo. Ya que es un concepto muy amplio y sobre el cual se podrían escribir libros enteros.

Hoy vamos a facilitar algunos datos que seguramente desconocías sobre el concepto general del control de peso.

1 # La obesidad es hereditaria

No siempre, pero en la gran mayoría de los casos, los genes son responsables de nuestro peso. Los análisis de las distribuciones del grado de obesidad entre los miembros de una familia, sugieren que algunos genes tienen un efecto discernible en la tasa de metabolismo de las grasas.

En un estudio de 2.000 candidatos, los científicos descubrieron el gen FTO tenía relación directa con la obesidad. Una persona con la variante de FTO es probable que, en promedio, pese 3 kg más que a una persona que no tiene la variante de FTO. Pero como ya anunciábamos al principio, no siempre, ya que hay personas que han sido capaces de mantener su peso a pesar de poseer dicho gen.

2 # El peso depende del recuento de las células de grasa

Tu peso está relacionado con el número de células grasas que hay en tu cuerpo.

Cuanto mayor sea el número de células de grasa, mayor será tu  tendencia a ganar peso. Este tipo de obesidad se conoce como “obesidad hiperplásica”. Las células grasas se forman en el desarrollo del feto durante el tercer trimestre del embarazo. A la edad de 2 años, se multiplican y se mantienen constantes hasta el momento de la pubertad. Cuando una persona llega a la pubertad, vuelven a multiplicarse. Después de la pubertad, el número de células grasas en general, sigue siendo el mismo. Un estudio realizado encontró que las personas obesas tenían más células de grasa que las personas delgadas. Si bien el número de células, se mantuvo estable en la edad adulta, independientemente de si las personas eran delgadas u obesas.

Bajar de peso sólo conduce a la contracción de las células de grasa, pero el recuento de células de grasa sigue siendo el mismo.

3 # Una Tasa Metabólica Basal alta, está relacionada con el peso ideal

Los estudios han demostrado que las personas con una mayor TMB (tasa metabólica basal) están más cerca de su peso ideal que las personas que cuentan con un  metabolismo lento ya que estas últimas, tienden a ganar peso con mayor facilidad. Aumenta tu metabolismo y te será más fácil mantener tu peso.

Consejos para aumentar tu tasa metabólica:

  • Haz Entrenamientos cardiovasculares de Alta Intensidad (HIIT)
  • Haz pesas
  • Gana masa muscular
  • Consume proteína
  • Come cada 3 horas
  • Come alimentos naturales
  • Bebe agua
  • Bebe te verde

4 #  Duerme más para perder más peso.

Los expertos creen que los adultos necesitan como mínimo siete u ocho horas de sueño cada noche. La calidad y la cantidad de nuestro  sueño afecta  a la leptina y la grelina, dos hormonas que influyen  en el apetito y por lo tanto en nuestro  peso.

La grelina, que se produce en el tracto gastrointestinal, estimula el apetito, mientras que la leptina, producida en las células de grasa, envía una señal al cerebro cuando estamos saciados. Varios estudios han demostrado que la falta de sueño provoca una disminución de la leptina (lo que significa que no se sienten tan satisfechos después de comer) y un aumento de la grelina (que significa que nuestro apetito se estimula).

No descuides tus ciclos del sueño si quieres mantener tu peso, es vital.

5 # El estrés aumenta de peso

Cuando estás bajo estrés, tu cuerpo libera hormonas del estrés. Automáticamente se produce un efecto de deseo por los carbohidratos y las comidas dulces, que por otro lado, producen un efecto de relajación en el cuerpo, aumentando las posibilidades de almacenar grasa. Por tanto y para evitar futuros problemas, se feliz y rebaja tus niveles de estrés.

Puedes apoyarte en técnicas de relajación como el yoga o la meditación.

6 # Los antioxidantes nos ayudan a controlar el peso

Los antioxidantes no sólo pueden ayudarnos a prevenir el daño causado a las células por los radicales libres (que con el tiempo puede dar lugar a mutaciones como el cáncer), también pueden inhibir la formación de la grasa en las células.

Como parte de un estudio publicado en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, 15 de los ácidos fenólicos y seis flavonoides (todos los antioxidantes) fueron estudiados por su capacidad para afectar a las células de grasa en cultivos de laboratorio en las células de ratón. Se encontró que los antioxidantes reducían la producción de triglicéridos en las células grasas, que por otro lado son un peligro para el corazón.

Por lo tanto, no olvides incluir en tu dieta más frutas ricas en antioxidantes, vegetales, nueces y té verde.

Recuerda que el control de peso, es algo más que comer bien y hacer deporte, ten en cuenta todos los detalles y no dejes de estar actualizado sobre este tema… como no, en Sportfcator.es

Move Your World

Este artículo tiene algunos derechos reservados

Para reproducir el artículo, debes citar el autor y la fuente con un enlace HTML hacia http://www.sportfactor.es

Be Sociable, Share!
  • Tweet

Tienes que identificarte para comentar.

Trackbacks / Pingbacks

  • Bitacoras.com 14 jul, 2011