Sportfactor Blog: La red social deportiva nº1

Comparando las mejores proteínas

Tweet

Cuando hablamos de proteínas, hasta los aficionados del Real Madrid y del Barcelona, se pondrían de acuerdo en que para los deportistas, este macronutriente es esencial y muy beneficioso para su organismo.

Si bien y ya que estamos de acuerdo en este punto, lo suyo seria saber, ¿qué tipo específico de proteína es más apropiado para nuestro bienestar total?

Los chicos de la “vieja escuela” tratarán de hacernos creer que una gruesa ración de carne roja es la mejor forma de elevar nuestros niveles de proteína, mientras que otras versiones, argumentan que las aves de corral y el pescado llevan ventaja en este aspecto. Por último, nos encontramos con los vegetarianos que obviamente buscan esa fuente de proteína en los alimentos vegetales.

Por tanto, ¿cuál es la correcta? ¿cuál es la mejor opción? Sinceramente no hay una elección universalmente buena o mala a la hora de elegir la fuente de proteína perfecta. Cada una tiene con sus inconvenientes y sus ventajas. Revisemos hoy estas 4 fuentes proteicas universales (con permiso del pescado).

PROTEINA ANIMAL

La carne roja sigue siendo la reina en la mayoría de personas que buscan incrementar su aporte proteico diario. Los solomillos y entrecots dominan los menús de los que buscan obtener beneficios en tamaño, fuerza y potencia (si no, que se lo digan al “Porruo”).

A favor:

Las proteínas animales son nutricionalmente completas, y contiene todos los aminoácidos esenciales que nuestro organismo no puede fabricar y debe obtener de nuestra dieta.

Es muy rica en hierro, manganeso, yodo, zinc y selenio, así como en vitamina B12 y proteínas de alto valor biológico, aunque estos nutrientes varían según la especie, la edad y hasta el sexo del animal, y por supuesto influye la forma en que se cocinan.

En contra:

El aporte calórico es bastante elevado en comparación con otras fuentes de proteína. Por otro lado, tiende a tener altos niveles de antibióticos, hormonas, grasas saturadas, y una relación poco saludable de  ácidos grasos Omega-6 y Omega-3.

LA SOJA

A los acérrimos consumidores de carne roja, no les hables de plantas para sustituir su ingesta de proteínas, porque lo más probable es que te lancen un trozo de solomillo a la cara.

Sin embargo, para aquellos que tienen ideas unos poco menos radicales, se darán cuenta (si le dan una oportunidad) de las ventajas que tiene el consumo de la soja.

A favor:

Al igual que la carne, la soja es una proteína completa con todos los aminoácidos esenciales. Si sigues una dieta vegetariana, que limita el consumo de pescado, huevos y productos lácteos, la soja es una opción ideal para compensar tus necesidades de proteínas. La soja mejora la recuperación y el crecimiento muscular, así como aumenta la producción de óxido nítrico.

También mejora la pérdida de grasa y mejora la salud del corazón y por si fuera poco, protege contra ciertos tipos de cáncer.

En contra:

Se ha detectado que la proteína de soja es alta en alérgenos. La mayoría de los alérgenos de la leguminosa son proteínas usadas por la semilla como reserva para la germinación y el desarrollo. La soja presenta un alérgeno muy parecido al de los ácaros del polvo, aunque no se sabe si existe una relación entre ambas alergias

Además, a menos que haya fermentado, contiene potentes inhibidores de enzimas que bloquean la acción de la tripsina y otras enzimas necesarias para la digestión de proteínas.

PROTEINA DE SUERO

Cuando se trata de suplementos de proteínas, este subproducto de la leche domina el mercado. Con su rica fuente de aminoácidos de cadena ramificada, que contiene los niveles más altos conocidos de cualquier fuente alimenticia natural, el suero de leche es una fuente superior de proteínas.

A favor:

La proteína de suero provee al cuerpo con el perfil de aminoácidos ideales para la recuperación muscular. Todo tipo de atletas, las usan para ayudar a recuperarse más rápido de los entrenamientos y para aumentar la fuerza. Debido a su rápida absorción, es muy adecuado como una fuente de nutrición post-entrenamiento, momento en el cual nuestro cuerpo necesita absorber una solución rápida de la proteína. Combinándola con la cantidad adecuada de carbohidratos, tenemos un alimento post entrenamiento, PERFECTO.

En contra:

Por desgracia, las fracciones de proteína de suero de leche principales son altamente alergénicas. Cualquier persona que tenga sensibilidad a los productos lácteos no puede consumir esta fuente de proteínas. Además, el suero de leche tiende a ser alto en colesterol.

CASEINA

Al igual que la proteína de suero, esta proteína se encuentra en la leche, y representa aproximadamente el 80% de sus proteínas. La proteína de la caseína se separa de la leche a través de la ultrafiltración, un proceso que aumenta la cantidad de péptidos bioactivos de la leche. Aumentando su función inmune y promoviendo el crecimiento muscular.

A favor:

La caseína es un súper alimento para el músculo que ayuda a su recuperación. Debido a que es una proteína de digestión lenta, tiene un poderoso efecto en la prevención de la degradación muscular. Ideal para tomar antes de irnos a la cama.

Alimentos ricos en caseína: Evidentemente los lácteos, especialmente el requesón y los yogures naturales.

En contra:

Para aquellos que tienen dificultad para digerir la lactosa o alergia a los productos lácteos, la caseína puede causar gases, calambres estomacales, estreñimiento, diarrea y reacciones anafilácticas potencialmente más graves.

Conclusión

Tenéis de todo y para todos los gustos, dependiendo de vuestras necesidades deberás elegir una u otra.

Move Your World

Este artículo tiene algunos derechos reservados
Debes citar el autor y la fuente con un enlace HTML hacia http://www.sportfactor.es

Be Sociable, Share!
  • Tweet

Tienes que identificarte para comentar.

Trackbacks / Pingbacks