Sportfactor Blog: La red social deportiva nº1

7 formas de transformar tu cuerpo hoy

Tweet

Un buen estado físico y mental no se consigue de la noche a la mañana ni haciendo una sola cosa.  Si queremos sentir los cambios debemos introducir cambios progresivos en nuestra forma de vida y olvidarnos de habitar en nuestra “zona de confort”.

Se conoce como zona de confort al conjunto de límites que, sutilmente, la persona acaba por confundir con el marco de su íntima existencia.

Sin duda, es una de las expresiones más significativas porque define muy gráficamente el acomodo de aquellas personas que han renunciado a tomar iniciativas que les permitan gobernar sus vidas.

Se acaba el año y no hay mejor día para empezar que HOY. De hecho, uno de los problemas más comunes suele ser que siempre retrasamos este tipo de decisiones y la repuesta final es MAÑANA empiezo…

No hace falta que el primer día le demos a nuestros hábitos de vida un giro de 180º, pero sí que es necesario que los vayamos introduciendo de forma sutil, como dice un amigo mío “sin prisa pero sin pausa”

A veces, incluso introduciendo solo pequeños cambios en nuestra rutina diaria pueden ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos. Hoy hemos querido proponeros diez cosas sencillas que todo el mundo puede hacer para comenzar la transformación de sus vidas. Veréis que son sencillos de seguir y que están al alcance de cualquier persona que haya decidido mejorar sus hábitos de vida.

1* Cambia los huevos fritos por las claras revueltas

No somos partidarios de la histeria creada en torno a las yemas del huevos, es más consumimos yemas por todos los nutrientes que aportan a nuestro cuerpo. Cuando hablamos de eliminar la yema lo hacemos porque es una buena decisión si estamos inmersos en un plan de reducción de peso.

Además, la forma en que cocinemos los huevos también será clave a la hora de que el aporte calórico se dispare. El planteamiento que hacemos es el siguiente, cambia tus tres huevos fritos, por un huevo entero con dos claras. Esta sutil modificación, conseguirá aportar a tu cuerpo proteínas de primera calidad  y reducirá las calorías que consumas.

El premio: Sustituyendo dos huevos enteros  por dos cinco claras de huevo, reduce al día 65 calorías y nueve gramos de grasa menos. Lo cual viene a ser a la semana unas 455 calorías menos.

2* Cambia el azúcar y la sacarina por stevia

Si eres de los que no puede olvidarse de introducir un buen tazón de café, café con leche, capuccino, etc…, lo mejor es que te plantees sustituir los edulcorantes habituales que viertes en estas bebidas (azúcar o sacarina) por otro natural como es la stevia.

La stevia es un endulzante natural alternativo al azúcar y a los endulzantes artificiales obtenido a partir de un arbusto originario de Paraguay y Brasil.

La Stevia no tiene calorías y tiene efectos beneficiosos en la absorción de la grasa y la presión arterial. Contiene carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales.

No se reportan efectos secundarios de ninguna clase, como efectos mutagénicos u otros efectos que dañen la salud.

El premio: Si sustituimos nuestro frapuccino matinal por una infusión con stevia estaremos ahorrando unas 350 calorías al día, es decir unas 1750 a la semana aproximadamente.

3* Olvídate de los refrescos con gas

Si no puedes pasar el día sin tu toma diaria de ese líquido burbujeante de color oscuro, lo más factible es que seas adicto a la cafeína que contiene. De hecho, hay aproximadamente la misma cantidad de cafeína en una lata estándar que en un “expresso” de cafetería. Otro de los problemas de esta ingesta de cafeína es lo picos energéticos que produce, así como los consiguientes “bajones” una vez se nos pasa el efecto. Más problemas que nos provocan este tipo de bebidas, son la dificultad para conciliar el sueño, así como el daño sobre el esmalte de nuestros dientes, debido a la acidez de sus componentes.

Por si no lo sabías:

El color oscuro característico de estos refrescos se debe a un aditivo llamado E-150, este ha sido asociado con deficiencia de vitamina B6 que es importante para la metabolización de las proteínas y la salud de la sangre, su carencia puede producir anemia, depresión y confusión entre otros síntomas, además de generar hiperactividad y bajo nivel de glucosa en la sangre.

Los azúcares que no logra digerir el organismo, se transforman en grasa, dando como posible consecuencia sobrepeso e incluso problemas de obesidad.

El premio: Cambiar una lata de refresco por un buen vaso de agua nos ahorrará unas 150 calorías al día, sin olvidar la salud de tus dientes (entre otras muchas cosas)

4* Haz 10 sentadillas durante los anuncios

Puede parecer una broma, pero es una forma genial de activar tu cuerpo tras un periodo excesivo en el sofá. No hace falta que siempre sean sentadillas, puedes combinar con flexiones, lunge, saltos…

La cuestión es que actives tu cuerpo y mantengas tu metabolismo alerta, además evitarás ir a la despensa a por un paquete de patatas fritas.

El premio: Aunque cada serie de 10 repeticiones es probable que solo te sirva para quemar unas 8 calorías, ten en cuenta todas las calorías que te vas a ahorrar por no comerte el donut o las patatas fritas de turno…



5* Come fruta en lugar de beberla

La fruta está en la parte alta de la lista de alimentos recomendables para la salud humana. Las frutas están llenas de nutrientes y son ricas en fibra, la cual actúa como saciante natural. Además de eso, la mayoría de las frutas contienen una gran cantidad de agua que nos ayuda a mantenernos hidratados.

Por si no fuera poco, tienen un sabor dulce, de modo que nos ayudan a quitarnos esa necesidad de ingerir este tipo de alimentos.
Respecto a los zumos, pensad que a pesar de venir de la fruta entera suelen carecer de fibra y contienen demasiadas calorías.

El premio: Cambiar un vaso de zumo de naranja embotellado por una naranja pequeña hará que nos ahorremos unas 80 calorías por día.

6* Haz un circuito en el gimnasio

Si quieres bajar de peso no puedes limitarte solo al cardio. Debes de introducir una rutina de pesas para ganar masa muscular y acelerar tu metabolismo.
No hace falta una súper sesión de entrenamiento de dos horas, si eres de los que empiezan en el gimnasio, un circuito de 8 maquinas es ideal para adaptarse a los estímulos del entrenamiento con pesas. Puedes hacer este entrenamiento 3 veces por semana.

Te recomendamos los siguientes ejercicios:

Realiza 15 repeticiones por estación

Descansa 20 segundos entre ejercicios

Repite el circuito en tres ocasiones

  • Sentadillas
  • Flexiones
  • Lunge alterno (8 repeticiones por pierna)
  • Jalón al pecho
  • Press para hombro con máquina asistida
  • Femoral acostado
  • Curl de bíceps alterno con mancuernas
  • Extensión de tríceps con cuerda en polea

El premio: A las pocas semanas notarás como empiezas a coger tono muscular y tu adaptación a los ejercicios es mayor. Además estarás acelerando tu metabolismo lo cual implicará que sigas quemando grasa, incluso horas después de haber acabado la rutina.

7* Controla el consumo de dulces

¿Willy Wonka tenía abdominales? La respuesta es obvia… entonces, no pretendas marcar six pack a base de paquetes de chocolate.

El chocolate (a no ser el de máxima pureza), suele contener mucho azúcar y grasas saturadas. Otro de los inconvenientes es su contenido en cafeína. Si somos sensibles a este estimulante,  consumir chocolate por las noches puede robarnos el sueño que tanto necesitamos para que nuestro cuerpo se recupere después de nuestro día a día.

Y como hemos advertido en varios artículos, las personas con un descanso precario y que no duermen lo suficiente, son mucho más propensos a sufrir un aumento de los niveles de cortisol, que en realidad fomentará una mayor ruptura del tejido muscular.

Dejando a un lado el consumo excesivo de chocolate, la bollería y sobretodo la industrial. Es uno de los aspectos que también debemos controlar si queremos que nuestro cuerpo crezca a lo alto y no a lo ancho. Este tipo de alimentos contienen cantidades ingentes de grasas trans que no aportan nada positivo a nuestro organismo.

Alternativa Sportfactor : Prepare tu propio brownie de chocolate con alto valor proteico. Basta con mezclar una cucharada de proteína en polvo de chocolate con un huevo entero en un bol, luego introdúcelo en el microondas durante 90 segundos más o menos. Una vez ha adquirido una textura esponjosa, sacar del microondas y dejar unos minutos  que enfríe.

Conclusión

Este son solo 7 formas de empezar a cuidarse, hay muchísimas más, pero lo importante es empezar YA.

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

Move Your World

Este artículo tiene algunos derechos reservados
Debes citar el autor y la fuente con un enlace HTML hacia http://www.sportfactor.es

Be Sociable, Share!
  • Tweet

Tienes que identificarte para comentar.

Trackbacks / Pingbacks

  • Bitacoras.com 30 dic, 2011