Sportfactor Blog: La red social deportiva nº1

MÁS músculo, MENOS grasa

Tweet

Cuando evaluamos la condición física de un individuo, el sobrepeso se mide habitualmente calculando el índice de masa corporal IMC, que simplemente relaciona el peso corporal con la estatura, sin tener en cuenta la proporción de grasa y de músculo.

Según el IMC un hombre en forma, con una gran masa muscular y un 10% de grasa corporal, probablemente podía ser calificado como alguien con sobrepeso ¿?, lo que deja en evidencia las limitaciones de este “indicador de la salud”. La obesidad, por otra parte, se define como el exceso de un determinado porcentaje de grasa corporal (25 % en los hombres y el 30% en las mujeres) a partir de los cuales la salud se ve comprometida.

Por tanto el peso que necesitamos perder es de grasa no de músculo.

Dietas trampa

Numerosos medicamentos y dietas proclaman con  énfasis, ser la vía mas rápida si lo que queremos es adelgazar, llamando la atención  de las personas que quieren perder peso rápidamente con sus reclamos publicitarios. Sin embrago varios estudios han demostrado, que si bien con este tipo de dietas, la pérdida de peso es relativamente rápida, no tienen las más mínimas garantías de que nos ayuden a mantener el peso una vez hayamos conseguido el objetivo.

La recomendación de perder un máximo de medio kilo de peso a la semana, no resulta atractiva para los que quieren perder peso a la velocidad del rayo.

Pero si nuestro objetivo fuera mantener una dieta equilibrada TODO EL AÑO, y hacer deporte de forma regular, el peso que podemos llegar a perder rondaría entre los 10 y los 25 kilos, eso ya es otra cosa…

Como quemar grasa

El concepto de la pérdida de grasa, es de lo más simple que nos podemos tirar a la cara a lo largo de nuestras vidas:

“gastar más calorías de las que se consumen”

Seguro que todos conocéis a alguna persona que por más que coma, nunca engorda. Por norma general (siempre hay excepciones), ese tipo de personas, tienen un tasa de metabolismo basal elevada o metabolismo rápido.

Entonces, la solución es aumentar nuestro metabolismo para perder peso.

Las pesas y las pérdida de peso

La buena noticia, es que nuestras amigas las mancuernas nos pueden ayudar en el objetivo de aumentar nuestro metabolismo.

Varios estudios han demostrado que tras un entrenamiento de unos 30 minutos para todo el cuerpo y en el que los sujetos entraban con el máximo peso que podían manejar de forma correcta durante 10 repeticiones, su tasa de ritmo metabólico había aumentado en un 20 %.

En un hombre de unos 80 kilos equivale a un extra de 400 calorías quemadas al día. Por otro lado también quemaron más grasa durante el entrenamiento.

La investigación demostró, que la energía que el cuerpo necesita para recuperarse después del entrenamiento con pesas era lo suficientemente significativa como para resultar de utilidad en un programa de pérdida de peso.

Después de un ejercicio aeróbico el metabolismo en reposo de una persona permanece elevado durante un periodo de tiempo que va entre los 60 minutos y las 12 horas, dependiendo de la intensidad y la duración de la sesión de ejercicio.

Aunque un entrenamiento corriente con pesas, puede quemar únicamente el 60 % de las calorías que se queman durante una sesión de aeróbicos de intensidad moderada de la misma duración. Por ejemplo:

Un hombre de 80 kilos quemaría unas 210 calorías en una sesión de levantamiento de pesas.

Frente a las 360 calorías  que quemaría si corriera durante el mismo espacio de tiempo a un ritmo de 10 km por hora.

La recompensa del entrenamiento con pesas, llegará durante los siguientes días de descanso. En los cuales el mismo hombre de 80 kilos podría llegar a quemar 800 calorías extra simplemente por el hecho de haber elevado el metabolismo.

Dale a las pesas

La actividad cardiovascular puede quemar calorías y por supuesto poner en forma nuestro corazón, pero hay algo que no consigue, aumentar significativamente la masa muscular. Y debes de recordar que el músculo es una auténtica masa metabólica (un kilo de músculo quema entre 70 y 100 calorías diarias de media)

Es cierto que no parece demasiado, pero piedra a piedra se hace el castillo. Piensa que aumentando dos kilos y medio de músculo, ya estamos quemando un extra de 250 calorías al día. De repente esas calorías que se nos iban a acumular en la zona media, van a ser utilizadas por nuestros músculos para obtener energía.

Cardio, siempre

Ojo, no utilicemos estas palabras para olvidarnos del cardio por completo. Actividades como el ciclismo o correr, son esenciales para nuestra salud cardiovascular, quemar grasa y mejorar nuestra salud física en general.

El término medio es combinar ambas técnicas para conseguir los mejores resultados.

En un programa de fitness profesional, son necesarios tanto el entrenamiento de pesas como el cardiovascular.

Move your World.

Be Sociable, Share!
  • Tweet

Tienes que identificarte para comentar.